Abusaron de de su hija y en vez de denunciar, lo extorsionó» para su beneficio personal

0
2514

El delito es delito y el mismo no tiene justificación ante la ley, y en este caso específico tampoco lo tendrá ante los ojos de Dios. Es lamentable ver como un individuo de 60 años, abusa sexualmente de una menor de cinco años, pero es más despreciable aun que la madre de la niña, en vez de denunciarlo para que pague cárcel, decide sobornarlo para beneficiarse económicamente del delito cometido a su niña.

El Sipez detuvo a Omar Ramón Medina, de 60 años, y a Nayra Elena Sandoval Polo, de 38. La infante tiene 5 años.

Un nuevo caso de violencia sexual contra menores de edad se conoció en horas de la tarde de este miércoles 17-J en el municipio Maracaibo, cuando funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia, adscritos al Servicio de Investigación Penal (Sipez) procesaron el arresto de Omar Ramón Medina, de 60 años, y de Nayra Elena Sandoval Polo, de 38 años, por los delitos de actos lascivos, complicidad y extorsión.

Los uniformados fueron alertados a través de una llamada telefónica anónima, en la que manifestaban que Omar Medina había practicado actos lascivos contra una niña de 5 años, mientras que la progenitora (Nayra Sandoval) «con conocimiento de lo ocurrido, en lugar de denunciar el acto  contra su hija se dedicó a extorsionar al sindicado para su beneficio personal«, informó el cuerpo policial en nota de prensa.

Inmediatamente los oficiales se trasladaron a la calle 126 del sector Bello Monte, parroquia Manuel Dagnino de referido municipio, donde ubicaron a la pareja consolidando el arresto.

Según la información aportada por el sexagenario, este le entregó a Sandoval una sierra circular de 184 milímetros, una caladora de 3 pulgadas y un esmeril, a cambio de su silencio, «pero sus planes se vinieron abajo cuando una tercera persona descubrió el daño causado a la menor y la ambición de la madre».

Ambos  fueron colocados a disposición de la Fiscalía 33, mientras que la menor fue llevada junto a un familiar al centro asistencial para su valoración médica forense.