Argentina: Sacó a pasear al perro y apareció descuartizada en la casa de un vecino (+Video)

0
341

Ayer por la tarde, María Alejandra Abbondanza salió de su casa en el centro de la ciudad bonaerense de Campana a dar un paseo con su perro pug carlino, como lo hacía habitualmente. Eran cerca de las 17.30 y nada hacía sospechar algo raro. Pero luego las horas pasaron y la mujer de 38 años no regresó.

Sacó a pasear al perro y apareció descuartizada en la casa de un vecino

Su hija de 15 años, preocupada, avisó a sus familiares, que más tarde realizaron la denuncia por averiguación de paradero. Empezaron así las investigaciones y se organizó un operativo para encontrarla. La búsqueda terminó este mediodía de la peor manera: María Alejandra fue hallada asesinada en la casa de un vecino.

El macabro hallazgo se produjo este sábado en un domicilio ubicado en la esquina de Juan Bautista Alberdi y Moreno, en la misma cuadra donde vivía la víctima del femicidio. Efectivos de la DDI de Campana y de la estación local llegaron hasta allí a partir de varias pistas, principalmente de las imágenes que registró la cámara de seguridad de una vivienda de la zona. En ellas, se observa que María Alejandra había ingresado a esa casa junto a su mascota, pero en ningún momento se la vio salir.

Esa misma cámara también captó movimientos sospechosos de uno de los ocupantes durante toda la noche, entrando y saliendo varias veces con bolsas. Alrededor de las 5 de esta madrugada, además, se observó que el perro escapó del lugar.

Los rastrillajes en la zona, en tanto, arrojaron otros indicios que direccionaban las miradas de los detectives hacia esa propiedad: una mancuerna y una toalla aparecieron ensangrentadas dentro de una bolsa en un tacho de basura de la cuadra.

Por otra parte, en un terreno baldío ubicado a tres cuadras, en el cruce de las calles General Belgrano y Antonio Coletta, se encontraron prendas de vestir de la mujer, también con manchas de sangre, y el collar de su mascota.

LEE  Lo mataron el día que salía a celebrar su cumpleaños

Con estos elementos, los investigadores allanaron el domicilio y ubicaron el cuerpo descuartizado: los restos habían sido quemados y fueron encontrados en la parrilla de la vivienda. Según las primeras informaciones, a María Alejandra la mataron a golpes. Se cree que el ataque fue con la mancuerna.

La investigación del caso recayó en manos de Ana Laura Brizuela, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N° 2 del departamento judicial de Zárate-Campana. La fiscal ordenó una serie de medidas para preservar la escena del crimen hasta la llegada del personal de la Policía Científica.

Tras el hallazgo de los restos, la fiscal dispuso la aprensión de tres sospechosos. Uno de ellos es Agustín Leonel Chiminelli, un hombre de 24 años con el que la mujer habría tenido un vínculo sentimental, conocido en la zona como “Chimi” y a quien se lo señala como el autor del femicidio.

También quedaron detenidos los padres del acusado, Carlos Rubén Chiminelli (69) y Liliana Esther Sánchez (64). Por estas horas, se evalúa si fueron partícipes del hecho o encubridores.

Mientras avanza la investigación, los vecinos campanenses comenzaron a organizarse para reclamar justicia. La agrupación Unión de Mujeres en Lucha Zárate-Campana encabezó una protesta este mismo sábado: la concentración tuvo lugar en la escalinata de la Plaza Eduardo Costa, la principal de la ciudad. Desde allí, los manifestantes caminaron unos metros hacia la Comisaría Primera.

Distintas organizaciones se unieron al reclamo, como la Asamblea Permanente de Mujeres y Disidencias de Campana. En tanto, el Frente de Mujeres Evita Zárate-Lima manifestó su acompañamiento a familiares y amigos de la victima a través de redes sociales y pidió “un compromiso real para erradicar la violencia de género e instrumentar las políticas y mecanismos necesarios”.

Agustín Leonel Chiminelli quedó detenido como presunto autor del femicidio, mientras que sus padres, Carlos Rubén Chiminelli y Liliana Esther Sánchez, fueron arrestados por falso testimonio, al haber querido desviar la investigación en favor de su hijo.