Asesinan a José Rodrigo Aréchiga “El Chino Ántrax”, ex sicario del Cártel de Sinaloa

0
2614

José Rodrigo Aréchiga Gamboa, mayormente conocido en el mundo del narcotráfico como El Chino Ántrax, ex sicario del Cártel de Sinaloa y jefe de su brazo armado “Los Ántrax”, apareció asesinado en Culiacán, según reseña el diario Ríodoce. Actualmente la Fiscalía General de Justicia del estado espera la intervención de los peritos federales en los análisis para dar a conocer su identidad.

Revelaron, además, que Rodrigo Aréchiga estaba en una casa de la colonia Guadalupe Victoria, al oriente de la ciudad de Culiacán, uno de los territorios encabezados por la célula delictiva comandada por él mismo antes de su arresto.

En tal sentido, fué ahí donde un grupo armado irrumpió a fuego abierto para llevárselo junto a otras dos personas, quienes después aparecieron asesinadas dentro de una camioneta BMW X5. Se trataba de su hermana Jimena, propietaria del vehículo, así como Juan N, cuñado del Chino Ántrax y hermano del también fallecido diputado Ocadio García.

Asi mismo, los cuerpos fueron llevados al Servicio Medico Forense (Semefo), donde también acudieron de manera inmediata agentes de la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía estatal, con el fin de resguardar el área. Fue entonces cuando el rumor de que el último cuerpo encontrado al interior del vehículo pertenecía a El Chino Ántrax.

Según los datos recabados, las víctimas no fueron identificadas en el lugar y estaban envueltas en cobijas y cobertores dentro de la unidad abandonada a un lado de un camino de terracería que comunica la carretera a Sanalona con el poblado de Ayuné.

Mediante las redes sociales empezaron a circular las fotografías del supuesto cadáver del sicario, así como vídeos de la fachada de la casa donde fue supuestamente “levantado” por un grupo armado, misma que luce destruida a tiros.

LEE  A la cárcel, confeso asesino de Paula Restrepo, estudiante que en 2 semanas se graduaba de bachiller

José Rodrigo Aréchiga Gamboa huyó de la prisión domiciliaria en San Diego, California, hace aproximadamente 10 días. Marc W. Ryan y Kimberly A. Pelot, los custodios encargados de su supervisión, comentaron que al llegar a la ubicación para que firmara su acta judicial correspondiente, “El Chino Ántrax” ya no estaba.

Aréchiga fue atrapado en 2013 en el aeropuerto de Schiphol en Amsterdam, Países Bajos, a solicitud de una ficha emitida por la Interpol. Al momento de su aprehensión viajaba con el nombre falso “Norberto Sicairos García”.

Después de ser extraditado para enfrentar a la justicia estadounidense, el sicario se declaró culpable en mayo de 2015 por la coordinación en el transporte de cocaína y mariahuana con destino al país norteamericano. Dicha declaración le valió la disminución de su condena.

Por si fuera poco, “El Chino Ántrax” cedió cerca de un millón de dólares en bienes inmuebles o efectivo y colaboró durante años con la fiscalía estadounidense a quienes dio nombres, direcciones y formas de operación del Cártel de Sinaloa en territorio norteamericano.

Ademas, luego de haber pasado 87 meses en la cárcel de máxima seguridad Metropolitan Correctional Center de San Diego, Gamboa fue puesto en libertad condicionar de cinco años y le asignaron un domicilio local para concluir la sentencia. 33 días después de iniciar la prisión domiciliaria, desapareció.

La magistrada Dana M Sabraw accedió en parte por el buen comportamiento de “El Chino Ántrax” y porque había cooperado con los fiscales. Antes de su fuga, Aréchiga habría afirmado estar arrepentido de su historial criminal y sólo deseaba rehacer su vida de una manera honesta.

Con información de Infobae