Decapitó a su hija de 13 años en brutal «crimen de honor»

0
7542
Romina Ashrafi

La adolescente Romina Ashrafi se fugó de su casa en la provincia de Guilán con su novio de 35 años después de que su padre les prohibiera casarse, según reportes. La pareja fue encontrada por las autoridades y Romina fue enviada de vuelta a casa con su familia aunque le advirtió a los policías que temía por su vida si volvía con su padre.

Su asesinato se considera en Irán en las comunidades más tradicionales «una matanza de honor» para castigar a la joven por haberse fugado y desobedecido a su padre. El padre confesó su crimen y fue arrestado. Sin embargo no enfrentará la pena de muerte, ya que las leyes iraníes no lo condenan a muerte por ser el guardián legal de la víctima.

“Como era de esperarse, este nuevo hecho vuelve a poner en la palestra las “nefastas consecuencias” que tienen los crímenes de honor en la cultura de medio oriente. Ambos se escondieron en una casa en las afueras de un pueblo denominado Hovigh. La familia de la muchacha avisó a la policía del hecho, y con el paso de los días los funcionarios dieron con el destino de la pareja.

El sujeto fue encerrado en un calabozo pero no fue juzgado, ya que en su declaración Ashrafi indicó que no se había tratado de un secuestro, sino que de una huida que ambos habían planeado, porque sus parientes no aprobaban la relación. No obstante, señalan, el juez hizo caso de la Ley Islámica, que considera al progenitor como único guardián de los hijos.

Uno de los tíos de la muchacha indicó a los medios de comunicación que ellos intentaron “preservar el honor” mediante un matrimonio entre los dos, a lo que Bahman se habría negado. Fue por eso que el hombre, la noche del pasado sábado, atacó a su hija estrangulándola y luego con una hoz, concretando el crimen.