Detestable vídeo donde se muestra a los médicos, riéndose mientras reaniman a un paciente que finalmente murió

0
651

La protagonista del escándalo se defendió: «Para nosotros la situación fue muy estresante». Vea lo que dijeron los directores del hospital.

En las redes sociales se filtró un video, que muestra al personal médico riéndose en medio de una tarea delicada como es reanimar a un paciente. Se registró en Argentina, donde además de la indignación social, se iniciaron acciones legales tanto por la actuación de funcionarios, como por la divulgación de imágenes de un proceso privado.

Las imágenes fueron tomadas en el hospital Perrando, localizado en la provincia argentina del Chaco. Mientras un médico daba un masaje cardíaco, los demás presentes reían y hasta aplaudían en medio de una dolorosa situación que ponía en juego la vida de una persona.

Eventualmente el paciente falleció y el video comenzó a difundirse por las redes sociales.

Habla una de las protagonistas.

Medios locales identificaron a la doctora que reanimó al hombre como Adriana Perroni. Aceptó que había incurrido en “una falta de respeto al paciente y al acto médico. Es muy grave lo que se hizo, reírse de la muerte de un paciente ante el dolor de una familia que estaba esperando que nosotros le dijéramos si había sobrevivido o no, eso es terrible, demuestra falta de humanidad”.

Sobre los hechos explicó que “el paciente salió del paro en dos ocasiones, a la tercera no lo pudimos sacar. Para nosotros la situación fue muy estresante”.

Antes de la grabación, aseguró que no se dio cuenta de que la estaban filmando y criticó a la enfermera que lo hizo: “Esta chica se equivocó de profesión y tiene que ir pensando en estudiar en otra cosa”.

LEE  Asesinaron a modelo venezolana que pertenecía a banda criminal en Ecuador

Imágenes del personal médico riendo llegaron a los directores del centro de salud. Nancy Trejo, la directora, calificó esto como «lamentable» y lanzó una severa advertencia: “Sé que las disculpas hoy no alcanzan, pero quiero informar que junto a asesoría legal de la institución se están llevando a cabo las acciones correspondientes y necesarias”.

Afirmó que “es evidente el espíritu jocoso de los presentes, que si bien no interfirieron en el acto médico, son hechos que de ninguna manera se van a pasar por alto”.

Autoridades están adelantando el proceso investigativo para determinar los posibles castigos, que muy seguramente le saldrán caros a la doctora Perroni, quien lleva más de 30 años en esta profesión.