El gobierno de Maduro acorrala la embajada de Francia en Caracas

0
3213
El embajador francés en Venezuela, Romain Nadal

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) encabezan el asedio contra la residencia del embajador francés en Caracas, Romain Nadal. Los servicios de electricidad, gas y agua fueron cortados, las calles cerradas y el control extremo contra los vecinos de la zona asemeja al de una frontera conflictiva antes de la pandemia.

El despliegue policial es enorme, como si de una zona de guerra se tratase, lo que también impide la compra de cisternas de agua o de combustible para las plantas eléctricas, así como la recogida de las basuras. En la zona afectada, en Valle Arriba (este de Caracas), se encuentran también las residencias diplomáticas de Austria, Sudáfrica e incluso la Embajada de Estados Unidos, que permanece cerrada desde hace un año. El Sebin ha utilizado drones para espiar los movimientos en la residencia francesa.

El cerco chavista ha provocado la reacción en París del gobierno de Emmanuel Macron, que ha convocado esta semana en dos ocasiones a Michel Mujica, representante revolucionario en Francia, ante los «actos de hostilidad», como adelantó Le Monde. El llamamiento a consultas no surtió efecto y provocó finalmente una dura nota de la Cancillería francesa ante las «graves violaciones de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas».

Los gendarmes adscritos a la seguridad diplomática francesa en Caracas han extremado la vigilancia en el interior de la residencia, que en ocasiones ha dado refugio a familiares de Juan Guaidó, presidente encargado reconocido por Francia, España y la Unión Europea, y a colaboradores de su entorno más cercano.

Y ese es precisamente el objetivo chavista. «(Guaidó) ya escogió la embajada donde quiere irse, es europea. Él sabe de lo que estoy hablando, ya que mandó unas maletas. ¿Qué tendrán esas maletas?», insinuó la semana pasada Diosdado Cabello, número 2 de la revolución bolivariana, tras arreciar las amenazas gubernamentales contra el líder opositor. El chavismo culpa directamente al presidente legítimo del Parlamento de estar detrás de la Operación Gedeón, los desembarcos fracasados de varias docenas de militares sublevados contra Nicolás Maduro, en el que participaron dos mercenarios de EEUU, sin vinculación con Washington.

LEE  Gobierno de Maduro ordena congelar matrículas de universidades privadas

La residencia caraqueña del embajador español, Jesús Silva, también sufrió la presión extrema de los agentes gubernamentales durante los primeros meses del refugio del ex prisionero político Leopoldo López. El líder de Voluntad Popular fue liberado el 30 de abril del año pasado durante la fracasada rebelión militar contra Maduro. Varios de los militares que participaron en ese levantamiento también formaban parte de la Operación Gedeón.