El príncipe Joaquín, sobrino del rey de Bélgica, positivo al COVID-19

0
349
El príncipe Joaquín, sobrino del rey de Bélgica

El príncipe Joaquín, sobrino del rey de Bélgica, ha sido puesto en cuarentena junto a otras 26 personas, celebró una reunión familiar en una finca privada de Córdoba el pasado 24 de mayo tras viajar desde Bélgica y dar positivo por coronavirus. Por desacato a la cuarentena, y  aprovechando su investidura. El príncipe Joaquín se ha contagiado con el COVID-19. Al no cumplir con él, “distanciamiento social” por este motivo pudo haber cometido una infracción legal.

La Policía investiga si el Príncipe Joaquín viajó en el ejercicio de sus funciones.
Una modificación en el BOE del 21 de abril precisa que los diplomáticos pueden viajar entre países únicamente “en el ejercicio de sus funciones”. La Subdelegación del Gobierno de Córdoba investiga las infracciones que hayan podido cometer los 27 afectados.

En la tarde de este viernes, la Junta de Andalucía informaba de que había puesto en cuarentena a 27 personas tras celebrar una fiesta familiar y detectarse que una de ellas, que viajó el 24 de mayo desde Bélgica a Córdoba, previo paso por Madrid, dio positivo por coronavirus. Este hombre es el Príncipe Joaquín de Bélgica, sobrino del rey de ese mismo país, quien cruzó varias fronteras para reunirse en la ciudad andaluza con otras 26 personas, todos familiares y amigos, en una finca privada el 26 de mayo.

La Subdelegación del Gobierno de Córdoba ya ha informado de que está investigando las circunstancias en las que se produjo tal reunión, pues podría suponer la infracción de las limitaciones impuestas a la sociedad durante el Estado de Alarma. Pero el hilo fundamental de la investigación apunta al príncipe belga. Se investiga que este hombre haya podido violar también las restricciones impuestas a la libre circulación de viajeros entre países de la Unión Europea.

LEE  Bélgica: Un ciclista se perforó un pulmón y se rompió las costillas, pero disimuló porque estaban sus hijos (Video)

Las fronteras siguen cerradas, aunque existen ciertos supuestos contemplados por el Gobierno por el que se permite viajar a otros países. Uno de ellos es ser diplomático y poseer pasaporte diplomático, lo que habilita a cruzar fronteras prácticamente sin restricción en pleno Estado de Alarma. Se investiga, por tanto, si una reunión familiar con otras 26 personas entraba dentro de sus funciones.