Empresas privadas Entregan “bonos Internet” para incentivar el trabajo desde casa

0
860

Las empresas privadas venezolanas en la actualidad, debido a la pandemia del coronavirus, y la cuarentena social que se ha generado en el país, empezaron a entregar un bono adicional para que los trabajadores paguen su servicio de Internet casero, en medio de la pandemia por el COVID-19.

Cabe destacar, que dichos bonos alcanzan hasta el millón de bolívares, sin embargo se trata de una tendencia que aún está lejos de ser masiva y generalizada en el país.

“Esta semana empezamos a ver el pago de estas bonificaciones para cubrir los costos de Internet para la gente que anda trabajando en la modalidad de home office. Las organizaciones han empezado a pagar esa conexión porque en una oficina el Internet dependía de la organización. Hemos visto montos hasta de un millón de bolívares” expresó José Adelino Pinto, líder de la consultora Mercer Marsh en Venezuela, en entrevista para Efecto Cocuyo.

Así mismo, los bonos para el servicio de Internet casero es uno de los resultados que surgió en las encuestas flash de la consultora Mercer Marsh, que iniciaron a hacer de forma semanal con la cuarentena nacional. De esta forma, más de 70 empresas privadas formaron parte de estas encuestas, que representan a los sectores económicos del consumo masivo, la banca y seguros, la industria petrolera, los laboratorios y las farmacias, aparte de compañías de telecomunicaciones.

“Las empresas nos reportaron que el horario de muchos trabajadores se extendió a los horarios nocturnos y de madrugada, porque el Internet funciona mejor en esas horas. Casi todas las empresas concluyeron que su mecanismo de teletrabajo había sido bueno, pero no exitoso del todo debido a la conexión de Internet, las fallas eléctricas y de telefonía” añadió Pinto.

Teletrabajo en Venezuela

De esta forma, el teletrabajo inducido por la cuarentena social, supone una carga adicional a las redes de conexión de Internet en Venezuela. En especial si se considera que se trata de un servicio con precios controlados y subsidiados por el Gobierno Nacional. Las tarifas mensuales de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), por ejemplo, ni siquiera equivalen a un dólar calculado a la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV).

LEE  Bolivia investiga posible "alquiler" de niños venezolanos para pedir limosna

Administración y tecnología al frente

Así mismo, el personal adscrito a las unidades de administración y de tecnología son dos de los equipos que más rápido de incorporaron al teletrabajo en la mayoría de las compañías privadas. Los altos directivos, los gerentes senior y los encargados de las comunicaciones también se están activos desde sus hogares en medio de la cuarentena nacional.

“Áreas fundamentales como Administración, Recursos Humanos, Tecnología y Desarrollo están conectados a través de herramientas digitales y de conexión accesibles en estos momentos. Preparados para afrontar esta modalidad de trabajo a distancia, se dispusieron los equipos y se garantizaron los recursos necesarios para operar desde casa” añadió Andrés González-Silen, director ejecutivo del Grupo Venemergencia, en entrevista para Efecto Cocuyo.

Venemergencia, por su naturaleza de empresa dedicada a la atención médica primaria, se organizó por turnos para aquellas tareas que requieren personal en las calles. Para este grupo hubo que incorporar protección especial contra el coronavirus, traslados desde sus casas y alimentación. Para el resto del equipo en teletrabajo también hubo arreglos que hacer, como expresó González-Silen, para que todos “tuviesen acceso a las laptops, Internet y datos en sus celulares”.

Venemergencia

Además, el reparto de las computadoras portátiles, de hecho, fue uno de los retos que enfrentaron varias empresas privadas. Eso sin hablar que las encuestas de Mercer Masrch informaron que la mayoría de las compañías tuvieron que cambiar las configuraciones de seguridad de sus servidores, porque muchos tenían prohibiciones para que sus empleados entraran desde casa a la información corporativa.

Como resaltó Pinto: “se dieron cuenta en esta pandemia que tenían protocolos de seguridad para acceder solo si estabas dentro de la instalación de la empresa, pero no desde el WiFi de una casa. Se rompió ese mito. Ahora las empresas son más maduras en ese aspecto y ese es uno de los cambios de tecnología y cultura que empezamos a ver”.