Informe de inteligencia alemán confirmó que Xi Jinping solicitó a la OMS ocultar información sobre el coronavirus

0
4180

Un reciente informe aseguró que el presidente chino Xi Jinping solicitó personalmente al director general de la Organización Mundial de la salud (OMS), Tedros Adhanom, que retrasara una advertencia global sobre la amenaza de coronavirus (covid-19) durante una conversación en enero.

En este sentido, el diario alemán Der Spiegel difundió las acusaciones este fin de semana, mencionando un reporte del Servicio Federal de Inteligencia del país, conocido como el Bundesnachrichtendienst (BND). Tiempo después de que la noticia saliera a la luz pública, la OMS realizó una declaración calificando los datos como «infundados e incorrectos».

De acuerdo al BND alemán, «el 21 de enero, el líder chino Xi Jinping solicitó al jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que retuviera la información sobre la transmisión entre humanos y que retrasara la advertencia de una pandemia».

Así mismo, el BND calcula que el ocultamiento de China hizo que el mundo perdiera entre cuatro y seis valiosas semanas para combatir el virus.

«Tedros y el presidente Xi no hablaron el 21 de enero y nunca han hablado por teléfono. Tales informes inexactos distraen y desmerecen los esfuerzos de la OMS y del mundo para poner fin a la pandemia de covid-19», se defendió la OMS en una declaración.

OMS está «centrada en China»

De igual forma, el organismo, «China confirmó la transmisión de humano a humano del nuevo coronavirus el 20 de enero, antes de la supuesta conversación telefónica, y la OMS declaró públicamente el 22 de enero que los datos recogidos sugerían que la transmisión de humano a humano sucedía en Wuhan».

Así, de confirmarse los datos del servicio alemán de inteligencia, cobraría fuerza la afirmación del presidente estadounidense, Donald Trump de que la OMS está «centrada en China». En abril, el gobierno norteamericano alegó que la OMS se estaba convirtiendo en una herramienta de «propaganda china», y el presidente decidió detener la financiación de la organización.

La semana pasada, el republicano sostuvo sus acusaciones durante una reunión virtual con los norteamericanos emitida por Fox News. «La Organización Mundial de la Salud ha sido un desastre, todo lo que dijeron que estaba mal y están centrados en China», declaró.

LEE  Así llegó el coronavirus a Venezuela

Las relaciones entre Washington y la OMS han empeorado durante la crisis después de que Trump acusara sistemáticamente al organismo de estar del lado de China, «codo a codo» con Xi Jinping para encubrir el brote. El mandatario norteamericano afirma tener suficiente evidencia para probar que el régimen del Xi Jinping engañó a la comunidad mundial.

Trump, en relación al laboratorio de Wuhan

Así mismo, en un informe del Departamento de Seguridad Nacional, culpa a China de «ocultar intencionalmente la gravedad» de la pandemia a principios de enero y acaparar los suministros médicos. El documento de cuatro páginas, fechado el 1 de mayo y obtenido por la agencia Associated Press, indica que China le que quitó relevancia al virus públicamente, pero creció las importaciones y disminuyó las exportaciones de suministros médicos.

Además, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, también señaló días atrás a Beijing por el origen del nuevo coronavirus. «Hay una enorme cantidad de pruebas de que comenzó en el laboratorio de Wuhan», indicó. Para el funcionario, China «hizo todo lo posible para asegurarse de que el mundo no se enterara a tiempo» sobre covid-19. «Fue un clásico esfuerzo de desinformación comunista», explicó.

Por si fuera poco, Pompeo, criticó que «el Partido Comunista Chino sigue bloqueando el acceso a sus laboratorios al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para averiguar qué ocurrió exactamente. Tenemos que entrar ahí. Todavía no tenemos las muestras del virus que necesitamos. China creó un riesgo enorme. El presidente Trump fue muy claro, vamos a hacer que los responsables rindan cuentas, y lo haremos cuando nosotros decidamos», indicó.

La semana pasada, además, se dió a conocer una investigación de cinco agencias de inteligencia occidentales que muestran las mentiras de China sobre el coronavirus. La alianza Five Eyes compuesta por Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y Australia afirma que Beijing ocultó información, «desapareció a los denunciantes y se negó a ayudar a otros países a preparar una vacuna».