Margaret Baduel: A mi papá lo asesinaron lentamente

Familiares del exministro de Defensa de Hugo Chávez, Raúl Isaías Baduel, aseguraron que no presentaba síntomas asociados al COVID-19. El entierro del general será de forma controlada por el gobierno de Nicolás Maduro, en el Cementerio del Este, este miércoles.

0
95

Caracas. Margaret Baduel, hija del general Raúl Isaías Baduel, acudió la mañana de este miércoles 13 de octubre a la morgue de Bello Monte, donde aseveró que a su papá “lo asesinaron lentamente por las condiciones de reclusión”.

Margaret Baduel: A mi papá lo asesinaron lentamente

Aunque el certificado de defunción indica que falleció por sospechas de COVID-19, ella lo descarta, al igual que su hermana Andreína Baduel, quien anoche escribió por su cuenta de Twitter que su padre no tenía el virus. 

La tarde del martes 12 de octubre Tarek William Saab, fiscal designado por la extinta Asamblea Nacional Constituyente (ANC), informó la muerte del exministro de Defensa de Hugo Chávez. Aseguró que tuvo un paro cardiorrespiratorio por complicaciones asociadas al COVID-19.

No entendemos cómo el fiscal se atreve a dar una noticia y a aseverar que mi papá falleció de COVID-19 cuando la autopsia la realizaron aproximadamente a las 11:00 p. m. Cómo es que el fiscal de la República a las 6:00 p. m. puede aseverar que mi padre falleció por COVID-19 y decir que recibió la atención médica oportuna cuando no fue así. Responsabilizamos al régimen por la muerte de mi padre”, dijo Margaret Baduel, desde la medicatura forense. 

Nadeska Baduel, otra hija del general, contó que vio a su padre el sábado 9 de octubre y no manifestó algún síntoma asociado al virus. “Exigimos justicia, le pedimos al mundo que haga caso a las violaciones de Derechos Humanos por las cuales han muerto tantos presos políticos en este país.

Por otro lado, el abogado del general, Omar Mora Tosta, informó que la inhumación de Baduel sería controlada en el Cementerio del Este. Desde el camposanto, los familiares del exministro denunciaron que no recibió atención médica. 

El régimen lo mató, no había atención médica, lo dejaron morir. Nos prohíben hablar, nosotros vamos a declarar, pero en su momento, indicaron al canal NTN24.

El fiscal Saab, declaró en el programa Vladimir a la 1, transmitido por Globovisión, que el general tuvo dificultad respiratoria por complicaciones del COVID-19 y que él personalmente le envió fotografías a la esposa del general Baduel, Cruz Zambrano de Baduel, cuando era atendido por el médico tratante. 

Si ellos desean una segunda autopsia con médicos privados, que puedan enviar de la familia, la pueden hacer (..) la realidad es que fallece consecuencia de esta lamentable enfermedad, dijo en el programa transmitido la tarde del miércoles 13 de octubre.

Saab aseguró que la familia del general no estaba diciendo la verdad, a pesar de tener la documentación necesaria.

LEE  Detenidos otros implicados en las invasiones sistemáticas de residencias en Anzoátegui

Baduel fue detenido por primera vez el 2 de abril de 2009, acusado de corrupción. En 2015 fue excarcelado bajo medidas cautelares y en 2017, tres meses antes de cumplir su condena, fue arrestado nuevamente y le imputaron otros delitos. 

El informe de la Misión Independiente de Determinación de los Hechos sobre Venezuela, recoge que el general Baduel estuvo recluido en distintos centros de detención como Ramo Verde, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de Plaza Venezuela y en Fuerte Tiuna, entre 2017 y 2021.

Naciones Unidas exige investigación de la muerte del general

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos lamentó la muerte, en detención, del general Raúl Baduel y pidieron que Venezuela abra una investigación independiente y se garantice atención médica para todos los detenidos.

También Humberto Prado, comisionado presidencial para los Derechos Humanos y Atención a las Víctimas de Venezuela, solicitó una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial acerca de la muerte de Baduel. 

El exministro de Defensa es el tercer preso político que fallece este año, bajo custodia del Estado venezolano, según el Foro Penal Venezolano. Desde 2014 han muerto 10 detenidos por razones políticas, en el país.

El abogado del general, Omar Mora Tosta, recordó que el artículo 43 de la Constitución prevé que el derecho a la vida es inviolable. “El Estado protegerá la vida de las personas que se encuentren privadas de su libertad…”, cita el defensor en su cuenta de Twitter.