No la detuvo el COVID-19 recorrió 9.000 kilómetros para salvarse de un cáncer

0
1086

Una niña recorrió 9.000 kilómetros para salvarse de un cáncer. Tiene 6 años y un sarcoma cerebral. Su familia salió de Ecuador con el coronavirus pisándoles los talones en busca de una terapia de radiación con protones, más eficaz y menos tóxica. Ayer fue su último día de tratamiento y se celebró como una fiesta en la Clínica de la Universidad de Navarra

Ahinara antes de iniciar su última sesión de protonterapia

El martes por la noche a Felipe Calvo le costó pegar ojo. Este médico de casi dos metros de altura y con casi de cuatro décadas de vuelo en Oncología estaba inquieto por el último día de tratamiento de uno de sus pacientes. Por su consulta han pasado enfermos con cáncer de todas las edades en el hospital Gregorio Marañón y ahora en la CUN, la Clínica de la Universidad de Navarra de Madrid.

«Yo soy de los duros, nunca me ha pesado tratar niños. Me gusta la radiooncología pediátrica porque el suyo es un sufrimiento instantáneo que no les deja huella. Me resulta más difícil tratar a una madre de familia de 40 años con cáncer, me agota emocionalmente».

Dr. Felipe Calvo Manuel, Licenciado en Medicina y Cirugía en la Universidad Autónoma de Madrid en el año 1978. Especialista Oncología Radioterápica en la Clínica Puerta de Hierro, Madrid en el año 1983.Doctor por la Universidad de Navarra. (Premio extraordinario) en el año 1986. Servicio de Oncología Radioterápica. Director en la Clínica Universitaria de Navarra, 1985. Attending 1991-93. Radiation Oncology and Nuclear Medicine. Hahnemann University. Jefe de Departamento 1993-2017. Oncología. Hospital General Universitario Gregorio Marañon. Nivel IV carrera profesional. Consejería de Sanidad. Comunidad de Madrid, 2011.