Paula Durán, colombiana con cáncer terminal, ya se reencontró con sus papás en EEUU

0
229

Los padres de Paula Durán fueron recibidos por su yerno, Sergio Vega, y sus 2 nietas mayores. Su mamá tuvo que tomarse un momento para contener las lágrimas antes de ver a su hija.

Paula Durán, una colombiana diagnosticada en EEUU con cáncer de estómago y de cerebro terminal, ya se reencontró con sus papás, Gloria Camargo y Eder Durán, a quienes el gobierno Biden les otorgó una visa humanitaria para que la acompañaran en sus últimos días de vida.

“Le llevo a mi hija mi corazón y mi vida completa”, dijo la mamá de la joven, que había viajado con su esposo e hijas a EE. UU. en busca de un mejor futuro sin imaginar que su tercer embarazo llevaría a que descubrieran la terrible enfermedad que la postró en cama.

Los papás de Paula Durán obtuvieron la visa humanitaria el 17 de enero, tras el clamor desesperado que hizo su yerno, Sergio Vega, a través de redes sociales, al enterarse de que a su esposa, según los médicos, le quedaba solo un mes de vida.

La misma Paula, desde su cama, le hizo la misma petición al presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El llamado de la pareja de colombianos llevó a la Cancillería del gobierno Petro a gestionar el proceso para que los padres de la joven de 26 años obtuvieran la visa humanitaria.

Este 19-enero de 2023, el deseado reencuentro se dio. Las imágenes previas a ese momento de Paula Durán con sus papás fueron conmovedoras como la historia de esta familia.

La señora Gloria tuvo que tomarse un momento antes de entrar al cuarto donde estaba su hija para contener las lágrimas y tratar de no derrumbarse cuando volviera a ver a esta joven madre que, en noviembre pasado, dio a luz a Juan José.

LEE  Detienen a sacerdote que usaba limosnas para comprar dr0g4s y hacer fiestas s3xu4l3s: «Vayan en paz y contribuyan, por favor» (+Detalles)

Minutos después ingresó el padre de Paula Durán.

El reencuentro de padres e hija se dio a puerta cerrada, lejos de las cámaras y con la esperanza de que, como dijo Sergio Vega, esposo de Paula Durán, “un abrazo de papá, un caldito de mamá, una sopa de mamá, una frijolada de mamá, es más medicina que cualquier otro medicamento”.