Policías franceses protestan se sienten abandonados por el ministro del Interior Christophe Castaner(+Video)

"No hay realmente un problema de violencia policial" en Francia, opinó Le Pen. "Es evidente que Castaner está fuera de lugar", añadió la política ultraderechista.

0
121

En Francia las protestas no son solo de la comunidad civil, también los funcionarios policiales han protestados, al sentirse desprotegidos al momento de enfrentar las manifestaciones, Los policías denuncian la falta de apoyo del ministro del Interior, Christophe Castaner, al que consideran que, en vez de salir en defensa de los agentes franceses, les ha dejado tirados.

Policías franceses tiran sus esposas al suelo en señal de protesta por las acusaciones de racismo

Policías franceses tiraron simbólicamente el jueves y el viernes sus esposas al suelo en varias ciudades de Francia en señal de protesta, tras ser acusados de ser racistas y violentos en el marco de las manifestaciones en todo el mundo contra la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Estados Unidos.

«Con este gesto, los colegas muestran su hartazgo ante el estigma y las amalgamas engendradas por las declaraciones de ciertos grupúsculos que escuchamos últimamente», explicó Sébastien Soulé, del sindicato Alliance, en declaraciones a la prensa francesa. Los sindicatos de policía también organizaron el viernes protestas en París ante el Arco de Triunfo, el Palacio del Elíseo y el Ministerio del Interior para dejar constancia de su malestar y cólera, días después de que tuvieran lugar varias

manifestaciones en Francia contra el racismo y la violencia policial “El lazo de confianza entre nuestro ministro Castaner y los policías se ha roto«, aseguró Bruno Bartocetti, delegado regional del sindicato SGP Police-FO, según informa la cadena FranceInfo. «La policía no es racista, la policía es republicana«, dijo Fabien Vanhemelryck, secretario general del sindicato Alliance. «Un ministro de Interior debe estar detrás de sus policías», opinó Vanhemelryck.

Varios sindicatos de la policía exigieron la dimisión del ministro de Interior y ser recibidos por el presidente Emmanuel Macron. Castaner se reunió el jueves y el viernes con ellos para tratar de tranquilizar los ánimos. Los policías franceses se sienten abandonados y traicionados por el ministro. Les han sentado muy mal las declaraciones de Castaner, quien el lunes anunció «tolerancia cero» contra el racismo y la violencia policial.

LEE  Abofetean al presidente Macron durante visita a un pueblo (Video)

El ministro también prometió que «cada sospecha probada de actos o declaraciones racistas [por parte de policías] conllevará sistemáticamente una suspensión». Los sindicatos de la policía consideran que a los agentes en vez de aplicárseles el principio de la presunción de inocencia [toda persona acusada de un delito debe considerarse inocente hasta que se demuestre lo contrario] y de derecho a la defensa, se les aplicará la presunción de culpabilidad.

También criticaron el anuncio de Castaner de que la policía francesa dejará de utilizar la controvertida técnica de estrangulamiento para inmovilizar detenidos violentos, sin ofrecer alternativas a los agentes. La policía de Minneapolis (Estados Unidos) utilizó esta técnica cuando detuvo a George Floyd. Un policía blanco le presionó con su rodilla el cuello durante casi 9 minutos, impidiéndole respirar y provocando presuntamente su muerte.

El vídeo de su detención y muerte ha provocado una ola de protestas en todo el mundo contra el racismo y la violencia policial. Marine Le Pen, presidenta de Reagrupación Nacional (ex Frente Nacional), salió el viernes en defensa de los policías franceses y exigió también la dimisión de Castaner.

«No hay realmente un problema de violencia policial» en Francia, opinó Le Pen. «Es evidente que Castaner está fuera de lugar«, añadió la política ultraderechista.