Un enfermero muestra el cambio físico sufrido tras un año de pandemia: «No os imagináis el cambio interior»

0
1399

Víctor Aparicio, enfermero de la UCI, compara su cambio físico tras un año de pandemia.Víctor Aparicio, enfermero de la UCI, compara su cambio físico tras un año de pandemia.

Un enfermero muestra el cambio físico sufrido tras un año de pandemia: «No os imagináis el cambio interior»

Está claro que el coronavirus nos ha pasado factura a todos. A algunos les ha afectado de forma profesional, a otros más personal o familiar, a otros más psicológica y también los hay que han notado un cambio físico. Es el caso de Víctor Aparicio, un enfermero que trabaja en la UCI que se ha sorprendido al comparar su cara actual con la que tenía en marzo de 2020.


Este trabajador del hospital Gregorio Marañón de Madrid es portavoz de la Asociación de Sanitarios Necesarios, y, como tal, apareció en los medios de comunicación al comienzo del estado de alarma reclamando la contratación de más sanitarios ante tal crisis.

Un año después de esas intervenciones públicas, Víctor Aparicio acudió a revisar su entrevista en El programa de Ana Rosa y se dio cuenta de que algo había cambiado en él, y le llamó tanto la atención que decidió compartirlo en Twitter.


«Un año separan estas dos imágenes. Creo que es evidente el cambio exterior. No os imagináis el interior», tuiteó este martes adjuntando dos fotos: la primera con el pelo y la barba completamente negros, y la segunda con todo el pelo lleno de canas.

LEE  Sabes cuál es la cura que aplicaron en Wuhan en la ciudad de China para contener el coronavirus

«Parece que han pasado décadas. Lo recuerdo muy bien. Hoy me desperté con pesadillas», aseguró en su publicación. Y es que, tal y como ha declarado en Todo es mentira este miércoles, Víctor Aparicio ha vuelto a tener pesadillas durante su trabajo en plena pandemia, algo que no le pasaba desde hace tiempo.


«Cómo hemos podido olvidar tan pronto y normalizar lo que nunca debió ser normal. Solo ha pasado un año. De héroes a villanos. Duele el pecho. Mucho», reflexionó después. «Un año después de salir hablando en medios denunciando la situación tan precaria de los sanitarios, estoy canoso e investigado por mi hospital. Qué tristeza más enorme, qué frustración, qué ira… No puedo entenderlo».