El caso de Genie, la niña que fue brutalmente maltratada por sus padres y luego sometida a experimentos secretos (+Detalles)

0
385

Genie Wiley es una niña que se conoció en Estados Unidos como «la niña más abusada del mundo», a quien sometieron a experimentos científicos secretos tras ser rescatada del abuso de su propio padre.

La pequeña fue rescatada por la policía del abuso y negligencia de sus padres en 1970, su condición fue tan severa que no podía hablar ni caminar. Ella fue encerrada en su dormitorio por su padre, Clark, cuando tenía 20 meses de nacida por sospechar que estaba discapacitada mentalmente.

Más adelante, su padre le fabricó una camisa de fuerza y la mantuvo atada a una silla en el sótano de su casa, permanecía encadenada al inodoro o a la cuna completamente desnuda, la cuna era cerrada por las noches con una cubierta de alambre y cuando la niña hacía ruido era golpeada de forma salvaje.

Además, el padre impidió que su madre y su hermano hablaran con ella, la mantuvo en completo aislamiento social.

Genie fue sometida también a una dieta estrictamente líquida por lo que estaba desnutrida, solo le permitían jugar con potes de queso, guías de televisión e impermeables de plástico.

Luego de ser recatada por la policía, Genie pasó a manos de psiquiatras, lingüistas y psicólogos que la vieron como un «experimento natural», incluso el gobierno de los Estados Unidos se interesó por su caso y pagó a un equipo de científicos para que encontraran respuestas a las muchas preguntas que generó.

La pequeña de 13 años tenía el desarrollo de un bebé de 12 a 18 meses, no conocía más que las palabras «deténganla» y «no más», por lo que se convirtió en una fuente de conocimiento para los científicos que buscaban aprender sobre el desarrollo infantil.

LEE  Rusia concluye las pruebas clínicas de su primera vacuna contra el Covid-19

Inicialmente la niña fue colocada en el cuidado de Jeanne Butler, uno de los terapeutas de rehabilitación del hospital, en ese tiempo avanzó mucho, pero no pudo permanecer mucho tiempo con él debido a que el Departamento de Política del Servicio Social Público prohibió que los pacientes vivieran en los hogares de los trabajadores del hospital.

Luego de esto estuvo en varias casas de diferentes terapeutas, que la conocieron en Hospital de Los Ángeles, estuvo conectada a máquinas hospitalarias y participando en experimentos científicos.

Una persona que trabajo en su caso describió: «Lo que vi a pasar con Genie fue una forma de explotación».

La fuente que prefirió mantenerse en el anonimato, reveló también: «Resultó que Genie, que había sido tan terriblemente abusada, fue explotada de nuevo, extra-familiarmente e intramfiliamente, por un elenco de personajes diferente, de los cuales lamento decir que yo era uno».

La madre de Genie presentó una demanda contra los científicos por considerar que se habían vuelto muy cercanos a ella y su condición se deterioraba, de esta manera un tribunal prohibió que la pequeña fuera examinada por los científicos que la habían usado para experimentos secretos.

A los 18 años se mudó nuevamente con su madre y poco después fue reubicada en un hogar de cuidado de adultos, en la actualidad se desconoce su paradero aunque se ha informado que se escondió en una institución ubicada en Los Ángeles.