La narcodictadura convirtió al coronavirus en su escudo humano

0
3793

El opositor venezolano Leopoldo López, que como se sabe, permanece en la Embajada de España en Caracas en calidad de huésped desde hace casi un año, tildó a Nicolás Maduro de utilizar el coronavirus como «escudo humano» para quedarse en el poder y ha solicitado aplicar el plan de Estados Unidos para impedirlo, según ha expresado en un artículo de opinión publicado a última hora del lunes en el periódico español El País.

López ha denunciado que «la narcodictadura ha convertido el coronavirus en su escudo humano, en su herramienta, en la excusa que necesitaba para ampliar la usurpación, aumentando el control social y la represión”.

A su juicio, «Maduro se ha fundido con el virus. Son una misma entidad, a la que no es posible conceder una tregua”, expresó.

El destacado Opositor ha afirmado la urgencia de tomar medidas por la “catástrofe” que sufre Venezuela en plena pandemia del coronavirus, porque “tanto los sistemas de salud como los servicios públicos y la industria petrolera han sido destruidos y saqueados por la dictadura”.

En concreto, ha hecho un llamado de atención sobre la situación de los hospitales. Según dice, “el único recurso con el que cuentan es la voluntad de los trabajadores de la salud” porque no hay suministros de agua, electricidad ni insumos médicos como medicamentos, mascarillas o guantes.

Por ello, es importante combatir “en todos los terrenos” al Ejecutivo de Maduro. “Tenemos la responsabilidad de actuar sin demoras para evitar que la pandemia arrase a Venezuela”, dijo.

Finalmente, López ha apostado para ello por la vía planteada la semana pasada por Estados Unidos, que consiste en que Maduro y el autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó se hagan a un lado para crear un gobierno de transición que guíe al país hacia unas elecciones “libres” -presidenciales y parlamentarias- en el plazo de seis a doce meses.

Situacion actual de Leopoldo Lopez

El jefe de Voluntad Popular divulgó un artículo de opinión pública desde la Embajada de España en Caracas, a donde llegó tras la “Operación Libertad” del 30 de abril de 2019, en un intento de golpe contra Maduro en el que López fue liberado de su arresto domiciliario por sus propios captores.

LEE  Ángel Machado: “Borrón y Cuenta nueva, pero quién les paga a los zulianos los artefactos dañados por los apagones”

Es de destacar, que López no puede pedir asilo porque la ley española solo permite hacerlo en territorio nacional, por lo que permanece como “huésped” del embajador, Jesús Silva, y con una limitación de su actividad política.

En este sentido, el entonces ministro de relaciones Exteriores, Josep Borrell, dijo que no permitiría que la Embajada se convirtiera en “un centro de activismo político”, después de que López hiciera una rueda de prensa a la entrada de la misión diplomática.

López fue condenado a casi 14 años de cárcel en 2015 por, según manifiesta el régimen de Maduro, incitar a la violencia en las revueltas opositoras de 2014 contra la dictadura de Maduro. Tras pasar por la cárcel militar de Ramo Verde, en Caracas, fue puesto en arresto domiciliario.