Serie del Caribe: ¡Con sabor venezolano! Tiburones se estrena con victoria ante Tigres del Licey

0
62

El conjunto escualo supo combinar ofensiva y pitcheo para imponerse a un gran rival

En torneos como la Serie del Caribe no hay nada mejor que comenzar gananado, sobre todo si el primer rival es un representante de República Dominincana. En la noche de este jueves, los Tiburones de La Guaira arrancaron con todo y se hicieron sentir en Miami tras derrotar 3-1 a Tigres del Licey.

Gran parte de la responsabilidad del triunfo venezolano cayó sobre el lanzador Miguel Romero. El cubano respondió a la confianza que le brindó Oswaldo Guillén de abrir este primer juego ante el vigente campeón del Caribe, y en 5.1 innings de labor cumplió con creces. Solo permitió tres imparables, una carrera y ponchó a tres rivales.

Luego de dos entradas completas sin hacerse daño, los escualos pegaron primero en la pizarra en la alta del tercero. Allí, Ramón Flores y Leonardo Reginatto iniciaron con sencillo consecutivos, lo que llevó a Ehire Adrianza a sacrificar con un toque. Posteriormente, Alexi Amarista empujó la primera con una línea al jardín derecho.

El encuentro se desarrolló con fluidez luego de dicha entrada. Para el sexto hubo emociones de parte y parte que hicieron levantar de sus asientos a los más de 20 mil fanáticos que estuvieron presentes en el IoanDepot Park. Con hombres en primera y segunda, Ramón Flores remolcó la segunda con un indiscutible al jardín central.

Los dominicanos reaccionaron prácticamente al instante en busca de la igualdad. El relevista Tiago Da Silva se encargó de relevar a Romero y se metió en un grave problema tras llenar las bases. Si bien Robinson Canó impulsó una con elevado de sacrificio, Jorgan Cavanerio hizo acto de presencia para terminar de sacar el episodio.

En la parte alta del octavo, el poder de uno de los peloteros más queridos por la afición guairista apareció para dejar cifras definitivas. Y es que el cubano Yasiel Puig despachó un soberbio batazo que aterrizó más allá del jardín izquierdo, provocando la algarabía de todos los venezolanos en el estadio.