Parir Sola y en Cuarentena, el Perturbador Reporte de la Odisea que Viven las Mujeres en Venezuela

0
668

La situación es agravante, “Desde que la llevé el 14 de abril a las 7:00 a. m. y la dejé en la puerta, no la vi  más hasta que la dieron de alta. Es una situación que angustia, ella en trabajo de parto y sola. No permitían el paso de nadie. No pude ver a la bebé hasta que salió con su mamá por la puerta principal del materno, y todo por la cuarentena”.

Esta es la historia de Hugo Marín, quien ya con su esposa Oriana y su bebé en la casa, puede hablar más tranquilo a rememorar los sucesos que vivió con el nacimiento de su bebé.

En este sentido, Marin recuerda que el domingo 12 de abril, en horas de la noche, lo llamó una de las doctoras del Materno Infantil de Petare y le dijo que la cesárea de Oriana se iba a programar.

A pesar que a él le extrañó: “Pero no dio chance porque a las 4:00 a. m. del 14 de abril ella entró en trabajo de parto. Le pedí a un vecino que nos llevara en su carro, que afortunadamente tenía gasolina, y llegamos al hospital con cuatro bolsos llenos de cosas que iba a necesitar ella”.

En la puerta se despidió y quedó ahí, junto a otros familiares esperando noticias.

Sin embargo, no lo dejaron pasar, ni siquiera cuando nació la niña. El vigilante le ofrecía información de la paciente que estaba en la sala 1, cama 3. “Me había dicho que a las mujeres con cesárea las dejaban hasta 48 horas. Ese tiempo iba a estar sola, menos mal que  no ocurrió”, informó.

Así mismo, la esposa de Hugo se hizo las consultas prenatales en privado, pero el seguro médico no cubría el parto, por eso hicieron las diligencias y buscaron que la atendieran en el materno. Con suerte la vieron en consulta externa y la aceptaron, a pesar de la cuarentena.

A su vez, cuando la doctora lo llamó para decirle que había que reprogramar, le advirtió que era porque tenían problemas con los insumos: “Luego a mi esposa le comentaron que era porque no estaban atendiendo a nadie, que las estaban remitiendo a todas. Capaz como llegó en trabajo de parto, la dejaron y de inmediato la metieron en quirófano”.

LEE  Nuevos Casos de Coronavirus en Venezuela para este 22 de Abril

En este sentido, Hugo, a quien le tocó contar las penurias de quesu esposa pariera en cuarentena, estuvo en el estacionamiento todas las horas posibles. Ahí conoció a otros papás, uno de ellos que ya tenía cinco días esperando para conocer a su bebé.

Cabe destacar, que durante ese tiempo pudo levantar estadísticas, como que el 14 de abril nacieron 10 infantes, y el 15, hasta las 3:00 p. m. que estuvo en el puesto asistencial, otros cinco.

De hecho, tuvo la oportunidad de ver y fotografiar (es fotógrafo de profesión) a una mujer que llegó y parió en el asiento trasero de una camioneta pickup.

Comentó, que acababa de llegar con los exámenes de laboratorio que le enviaron a hacer a la niña para poder darla de alta, perfil 20 y hematología completa, cuando observó un vehículo que entró a toda prisa y un hombre pedía a gritos una camilla.

En ese momento, sacó su celular y captó el momento del alumbramiento. Una enfermera salió del recinto, cargó al recién nacido y se perdió en el pasillo, rumbo a darle los primeros auxilios. De inmediato ingresaron a la mamá.

De esta forma, Hugo, en labor periodística, hizo algunas preguntas a los familiares. Pero muy poco logró obtener. Ellos, en medio de una emergencia, no querían intrusos.

Las escasas respuestas fueron ingredientes para esta crónica que busca registrar lo que significa parir en tiempos de cuarentena: “Por la cuarentena no nos dejaban pasar, en cada alcabala nos paraban, nos hacían preguntas, mientras ella estaba pariendo. Nos pararon mucho, además nos costó salir del barrio, no hay transporte, un vecino nos auxilió. Por eso ella llegó así, no le dio chance”, dijo una mujer que, por la forma cercana como la vio con la parturienta, Hugo presume que era la hermana.

En este sentido, esa camioneta descendió a toda velocidad por el puente que va de la redoma de Petare hacia Palo Verde, posiblemente venía de José Félix Ribas o de Mariche.

Ese niño o la niña llegó al mundo, justo al mediodía del 15 de abril, un día antes de cumplirse el mes de cuarentena social decretada por Nicolás Maduro.

Cortesía de Cronica