Impresionantes declaraciones de Condoleezza Rice sobre el virus chino: “No hay que dejar que China cambie el relato sobre lo que hizo con el coronavirus”

0
8967

Condoleezza Rice, quien fuese secretaria de Estado Unidos (EEUU) durante el segundo gobierno de George W. Bush, expuso este viernes que el gobierno chino debería rendir cuentas por su manejo del brote de coronavirus.

De esta manera, Rice culpa al gobierno de Xi Jinping de esconder el comienzo de la pandemia del covid19 y argumenta que esa maniobra le costó al mundo un tiempo que podría haberse utilizado para prepararse sobre la llegada del virus. “Es muy difícil obtener respuestas de China”, dijo la politóloga y ex funcionario en un reportaje con Tom Gilligan, director de la Institución Hoover de la Universidad de Stanford.

A su vez, “Los chinos hicieron lo que hacen los regímenes autoritarios. Silenciaron a los que pretendían dar la alarma, debido a que ganaban tiempo para crear la narrativa que sería bendecida por el Partido Comunista de China, lo que significa que seguramente la información tuvo que ir a Pekín antes de poder decir algo. Es la naturaleza del sistema. Es un problema real”, afirmó Rice.

Y añadió : «¿Puedes imaginarte a esa gente siendo silenciada en los Estados Unidos, Alemania o Brasil? No, se habría sabido al instante que había un problema».

De esta forma, “Los chinos están tratando de crear un contrarelato, para cambiar la narrativa sobre su responsabilidad inicial de no confesar lo que estaba pasando a ubicarse en la posición ‘Nos pusimos al frente de todo y así es como ayudamos al mundo’. Así es como quieren cambiar el relato. No hay que dejar que suceda”, alertó.

Por su parte, la ex jefa de la diplomacia estadounidense aclaró que “si se mantiene el enfoque en cómo comenzó esto, y el papel de China en eso, el régimen se sentirá avergonzado por eso”. Y finalizó: “Si uno deja que enviando equipos de protección personal cambien la narrativa a todo lo que han hecho, probablemente no se logrará progreso”.

Así mismo,en medio de la entrevista, Rice detalló los pasos que ella tomaría para garantizar de que el régimen rinda cuentas. “Tienes que hablar con los chinos y decirles: ‘No pueden seguir haciendo esto’.Tienen que ser socios más responsables, un poder más responsable, dado su peso ahora en el sistema internacional”.

Por otro lado, se mostró en contra de aplicar sanciones al país, al menos en primera instancia: “no creo que queramos impactar más en el sistema con más sanciones y más guerras comerciales mientras el sistema intenta recuperarse. Así que sin duda probaría ese método primero”.

Así, estos dichos de Rice están alineados con la linea del gobierno estadounidense de Donald Trump, que se ha mostrado muy crítico con la manera en que China diligenció la pandemia en el país y argumentó la transparencia del Partido Comunista de China al respecto. Las críticas fueron respaldadas el viernes por el Reino Unido y Francia, que alertaron que el país deberá dar declaraciones a sus contrapartes.

LEE  Argentina: Adoptó dos nenes por separado y descubrió que eran hermanos biológicos

En este sentido, Londres alertó que el gigante asiático deberá contestar “preguntas difíciles” tras la crisis sobre la propagación del coronavirus, y afirmó que la cooperación con Beijing no podrá continuar “como si nada hubiera pasado”. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, por su parte, cree que en China “pasaron cosas que desconocemos”.

De igual modo, Estados Unidos además ha puesto en cuestión el origen del virus, que China indica tuvo lugar en un mercado en la ciudad de Wuhan. Tanto Donald Trump como el secretario de Estado Mike Pompeo, y el jefe del Pentágono, Mark Esper, hablaron sobre la versión de que la pandemia comenzó cuando el virus se escapó por accidente de un laboratorio en la misma ciudad.

Además, en una entrevista con Fox News, Pompeo aseguró que el Ejecutivo chino “sabía del virus antes de que se decidieran a dar información al público” y le culpó de ocultar datos.

Sin embargo, “Lo que sabemos, aseveró, es que este virus se originó en Wuhan, China. Sabemos que el Instituto de Virología de Wuhan está solo a unas pocas millas de donde estaba el mercado. Hay todavía muchas cosas por saber. Pero deben saber que el Gobierno de EEUU está trabajando seriamente para resolver esto”.

Por su parte, Esper aclaró que para el momnto “no hay pruebas concluyentes” que indiquen que el virus se originó en un laboratorio, pero prometió que se investigará.

Por otro lado, La Organización Mundial de la Salud (OMS), “hasta la fecha se desconoce la fuente del SARS-CoV-2, el coronavirus (CoV) que causa la COVID-19”. Todos los datos disponibles sugieren que el SARS-CoV-2 tiene un origen animal, y probablemente en el murciélago, y “no es un virus creado en laboratorio”, de acuerdo a la OMS.

Pero, en una rueda de prensa el miércoles, Trump aseguró que “cada vez más y más se está oyendo la historia” del laboratorio chino, pero no dió más detalles. “Estamos haciendo un examen exhaustivo de esta horrible situación para saber qué sucedió”, añadió.

Para finalizar, en todo el mundo, más de 2 millones de personas se han infectado y casi 140.000 han muerto por el virus, según la Universidad Johns Hopkins.